Historias de fútbol

  Para los amantes de fútbol que han tenido un intenso año 2018 con el Mundial, presento una colección de relatos, material de lectura que realmente les puede gustar. Fragmentos de cuentos y novelas  y ensayos con el respectivo comentario y referencia bibliográfica para que puedan hacer su elección.

  El universo futbolístico aporta innumerables historias para que los escritores amigos de este hermoso deporte puedan plasmar momentos memorables, personajes de músculos y sentimientos, escenas costumbristas que nos hacen reflexionar a cerca de temas como implementar de la tecnología para la toma de decisiones arbitrales, la exigencia que imponemos (los argentinos) a su Selección Nacional, el reparto de jugadores en los equipos y las inolvidables experiencias de la cancha para reforzar los vínculos familiares o amistades.

Fútbol y ciencia

  Roberto Fontanarrosa, “El Negro”: Este rosarino tan recordado como humorista gráfico por los argentinos debido a su historieta Inodoro Pereyra , además escribió, con claridad de ideas, múltiples textos sobre uno de sus temas favoritos: el fútbol. “Fútbol y ciencia” es uno de los cuentos que integran su libro El mayor de mis defectos, con tono humorístico y mordaz.

  “En algunos casos, muy puntuales, el poder de la decisión queda en manos del clásico y consabido criterio personal del árbitro. Allí, como siempre la falibilidad humana seguirá alimentando el intercambio de opiniones. Se dará, por ejemplo, con la inefable “Ley de la ventaja”. No habrá computadora, entonces, que ayude a dictaminar a su referí si tal o cual jugador cometió una infracción adrede o sin quererlo, como tampoco contará el árbitro con ayuda tecnológica para decidir si el delantero que se proyectaba solo hacia el gol ha de caer definitivamente o podrá continuar con su carrera, luego del golpe que intentara derribarlo. La misma incógnita deberá enfrentar el colegiado cuando deba determinar, sin respaldo científico alguno, cuándo una mano dentro del área es intencional o casual, ya que no hay todavía, por fortuna, computadora alguna que esté conectada con el cerebro mismo de los futbolistas.”

El mayor de mis defectos y otros cuentos, Roberto Fontanarrosa, Planeta, Bs. As., 2013

  Si te ha gustado este fragmento, hay otros libros de humor gráfico del “Negro” Fontanarrosa que te pueden interesar: El fútbol es sagradoFontanarrosa de penalSemblanzas Deportivas. También escribió una serie de crónicas periodísticas con motivo del Mundial del año 1994: Fontanarrosa es Mundial.

Un amor argentino

  El aclamado escritor de la novela “La pregunta de sus ojos”, que dio pie a la película ganadora del premio Óscar a la mejor película extranjera en el año 2010, ha expresado su pasión por este deporte en gran parte de sus libros, conduciéndonos a la idea de que la literatura y el fútbol son grandes metáforas, simplificadoras y a la vez complejas, de la vida. “El fútbol de la mano” reúne una serie de artículos que fueron publicados en la revista “El gráfico” entre los años 2013 y 2015.

  “A los jugadores de la Selección les exigimos que brillen, que ganen, que goleen. No aceptamos nada excepto el absoluto triunfo. A nuestros equipos argentinos les toleramos, con buen ánimo y mejor sonrisa, que jueguen como una tropilla de yeguas.
Ahí sacamos a relucir toda la pirotecnia folklórica del dichoso “aguante”. Pero a la Selección no le perdonamos el menor renuncio. Claro, como juegan lejos, ganan fortunas incalculables y salen en las tapas de los diarios del mundo todas las semanas, esperamos que sean infalibles. Con gesto adusto, impaciente, nos ponemos a mover el piecito mientras esperamos que vengan a dejar acá un poco de toda esa maravilla”.

El fútbol de la mano, Eduardo Sacheri, Alfaguara, Buenos Aires, 2017.

  Sacheri escribió mucha literatura narrativa sobre este tópico: La vida que pensamos, Esperándolo a Tito, Papeles en el viento y Lo raro empezó después.

Instrucciones para elegir un picado

  Alejandro Dolina, el conocido locutor de radio, actor y músico, ha escrito varios libros de temática ajena al deporte, pero entre ellos rescato una perla que forma parte de su libro: “Crónicas del Ángel Gris”.

  “Cuando un grupo de amigos no enrolados en ningún equipo se reúnen para jugar, tiene lugar una emocionante ceremonia destinada a establecer quiénes integrarán los dos bandos. Generalmente dos jugadores se enfrentan en un sorteo o pisada y luego cada uno de ellos elige alternadamente a cada uno de sus compañeros. Se supone que los más diestros serán elegidos en los primeros turnos, quedando para el final los troncos.
Pocos han reparado en el contenido dramático de estos lances. El hombre que está esperando ser elegido vive una situación que rara vez se da en la vida. Sabrá de un modo brutal y exacto en qué medida lo aceptan o lo rechazan. Sin eufemismos, conocerá su verdadera posición en el grupo. A lo largo de los años, muchos futbolistas advierten su decadencia conforme su elección sea cada vez más demorada.

  Manuel Mandeb,  que casi oficiaba de elector, observó que sus decisiones no siempre recaían sobre los más hábiles. En un principio se creyó poseedor de vaya a saber qué sutilezas de orden técnico que le hacían preferir compañeros que reunían ciertas cualidades.

  Pero un día comprendió que lo que en verdad deseaba, era jugar con sus amigos más queridos. Por eso elegía a los que estaban más cerca de su corazón, aunque no fueran los más capaces.

  El criterio de Mandeb parece apenas sentimental, pero es también estratégico. Uno juega mejor con sus amigos. Ellos serán generosos, lo ayudarán, lo comprenderán, lo alentarán y lo perdonarán. Un equipo de hombres que se respetan y se quieren es invencible. Y si no lo es, más vale compartir la derrota con los amigos, que la victoria con los extraños o los indeseables.”

Crónicas del Ángel Gris, Alejandro Dolina, Colihue, Buenos Aires, 2008.

  Encrucijadas, personajes criollos y a la vez alegóricos, historias filosóficas son los fuertes de Alejandro Dolina. Si estos temas te interesan, podés leer también: Bar del Infierno, Cartas Marcadas, Lo que me costó el amor de Laura y El libro del fantasma.

El regalo del Diego

  Sergio Olguín publicó una novela adolescente, una historia sobre marginación social, vínculos familiares, temores y sueños de los personajes que viven en Villa Fiorito.

  “Después fui muchas veces a la cancha de Boca. Por ejemplo, el día que Caniggia le hizo tres a River y el Diego erró un penal, yo estaba en las plateas altas. Y también estuve el día que Guerra la cabeceó con la nuca sobre la hora y ganamos tres a dos. Me gustaba ir a la cancha con mi viejo porque él aprovechaba esos viajes tan largos de Lanús a la Boca, en el 54,  para contarme historias de su infancia, de la colimba, de sus primeros trabajos. No sé porqué pero nunca hablaba de esas cosas si no era a la ida o a la vuelta de la cancha.”

El Equipo de los sueños, Sergio Olguín, Norma, Buenos Aires, 2004. 

  Fútbol y literatura, un tópico bien argentino, que une corazones y forja espíritus en una serie de valores y relatos que no quería dejar afuera de mi biblioteca.

Gabriela Gutierrez

Edulenguajes

Imagen:

 Foto de Deporte creado por freepik

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu propio blog con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: